Despertar sobre los morros de Río de Janeiro

Luego de abordar el avión en el Caribe, me dispuse a acomodarme en mi asiento para volar por unas 9 horas, en las cuales dormir como un bebé y al despertar ya estaba sobre los morros y el Cristo Redentor, es decir ya estaba en la ciudad brasileña de Río de Janeiro (RJ), donde sería mi próxima parada en el Mercosur-Trip. -Para los que no saben los países Mercosur son: Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, próximamente se sumarán Ecuador y Bolivia-.

Vista desde el avión

Al llegar al Aeroporto Internacional do Rio de Janeiro-Galeão, recogí mi equipaje que constaba de una mochila gigante y una maleta grande, luego pase por migraciones, pero en la zona preferencial por ser yo un ciudadano Mercosur y no tuve que hacer la cola que hacen el resto de las personas. Hasta acá no hubo ningún inconveniente. 

El momento de salir y darme cuenta que la persona que tenía que buscarme, no estaba, empece a dar vueltas mi cabeza para saber como ir desde ahí hasta la casa de mi amiga carioca (personas nacidas en Río de Janeiro), Manoelli. Al termino de 1 hora, llegó el tachero y me buscó. Una vez en la vans no entendía absolutamente nada lo que ese señor hablaba. Eran las 7 de la mañana y yo tenía más sueño que ganas de entender lo que él me decía. 

Luego al norte de la ciudad. arribe a la casa de Manoelli donde conocí a mi mamá brasileña (su mamá) con la cual no podía hablar porque no nos entendíamos, ahí descendí mi equipaje y procedí a llenar otra mochila con algunas cosas para luego irme hasta el sur de la ciudad y quedarme allá unos días, es decir en Copacabana e Ipanema. Al llegar al hostel El Misti Room, me sorprendí porque todos los que trabajaban eran argentinos y venezolanos. Por cierto que la gente en este hostel son geniales las personas que laburan, me trataron como si los conocía desde hace tiempo, muy amables y siempre presto ayudarle a uno, además las instalaciones del hostel muy bien cuidadas, limpio y orden. Lo recomiendo, y la cama más económica es de R$29 (USD14.5).

Metro de RJ

Una vez desayune en el hostel me fui solo a cambiar un poco de dinero cerca del hostel y a la playa de Copacabana, ese día conocí a unos colombianos que vivían en Brasil y fueron mis compañeros durante algunos días. En los primeros días en RJ fueron de mucha playa, alcohol y fiesta, todas las noches ibamos a un boliche diferente y por el día casi siempre era las playas. Compartí con muchas personas, como Jonas, mi hermano "gemelo" sueco, que fue mi fiel compañero de viaje en esos meses en Brasil. Con él íbamos mucho a Lapa porque en las calles de Lapa, los viernes y sábados  por las noches estaban cerradas y hay mucho turistas y nacionales en las calles, ponen mucha música típica brasileña y vende caipirinha de medio litro por R$5 (USD 2.5). En una noche podíamos tomar con Jonas 3 o 4 tragos cada uno. 

Arcos de Lapa

Los autobuses que nos llevaban de Copacabana a Lapa creo que era el 140, y conducían a una velocidad extrema, que tenes que sujetarte muy fuerte de lo contrario estarás en el suelo. Al regresar de Lapa nunca sabíamos como volver al hostel, casi nunca Jonas y yo sabíamos como volver, siempre estábamos perdidos y mi portugués estaba empezando a mejorar de a poco. 

El primer fin de semana, me junte con Manoelli y Vinicius para ir a la playa, me alegre mucho de compartir con ellos nuevamente, los quiero mucho a los dos (ellos son novios). El domingo me fui a la playa de Ipanema, el puesto 8 y 9 que son LGBT. Por cierto que toda la gente que corre por el borde de las playas, la mayoría parecen modelos. 

Manoelli y Vinicius

Playa de Ipanema y al fondo el morro

En esa primera semana en RJ fueron recorridos turísticos como ir al Cristo Redentor, y ver la ciudad desde arriba, ese día de subir al Cristo Redentor, era perfecto, no llovía no había muchas nubes, pero si una cantidad de gente impresionante y fui con una amigo colombiano, luego tomamos el metro, conocí el centro de día, lo típico que uno suele hacer, y comer el plato del día por RS11 (USD5.5) que erá arroz, feijao (fríjoles negros) y frango (pollo). Luego de 7 días en RJ me fui hasta el terminal de buses de RJ para tomar el próximo bus con destino a Sao Paulo.


Cristo Redentor

Vista de la ciudad desde Cristo Redentor

Despedida del caribe y el retorno a Sudamérica

Mi travesía del 2013 por el caribe está a punto de terminarse, ya eran mis últimos días en la República Dominicana, los cuales disfrute en su totalidad, compartí con muchas personas e hice nuevos y muy  amigos, casi dos estadounidenses, unos dominicanos y centroamericanos. 

Rachel y Julianna me organizaron una despedida un día antes de tomar mi vuelo rumbo a Sudamérica, en esta despedida estaban mis amigos-vecinos, y sumado a ellos estaban Ryan que vive en el sur del país.

El último día en la isla caribeña fue un tanto normal, fui a almorzar en Taco Bell, porque en los países que iba a ir, no hay. Después fui al zona colonial a cambiar pesos por dólares y tipo de la tarde llegó Rachel, Julianna, William y Laura para despedirme, les entregué algunas cosas que no podía llevar en mi viaje, porque excedían el peso permitido. Y al ratito llegó el transporte que me llevaría hasta el aeropuerto de Las Américas. Una vez en el aeropuerto, todo fue demasiado rápido. Hice check-in, pase por migraciones y por último espere hasta que embarcar mi vuelo con destino Río de Janeiro en Brasil.


A las 19:30hs llegó el avión proveniente de Miami, Estados Unidos, a las 20hs embarqué en el avión y dormí hasta al día siguiente, después de 9 horas, abrí mis ojos y ya estaban viendo el Cristo Redentor y los hermosos morros de Río de Janeiro.